Campaña navidad #AdoptaunLibroAyudagalgos

Un año más ponemos en marcha nuestra tradicional campaña solidaria de navidad  Adopta un libro, ayuda galgos.

En esta ocasión, si compráis  ‘El silencioso amigo del viento’ estaréis donando a la Asociación BaasGalgo y a la Protectora A.L.B.A , ayudándoles con su labor de rescate y recuperación de galgos, ya que ¡parte de los beneficios de la venta irán destinados estas asociaciones!

Elsilenciosoamigodelviento-navidad

Precio de ‘El silencioso amigo del viento’: 18€
Donación a BaasGalgo/ Protectora A.L.B.A.: 6€

Sólo tenéis que poneros en contacto con nosotros en: lisienator@gmail.com indicando en el asunto a qué portectora queréis que vaya la donación y os indicaremos cómo haceros con el cuento. #AdoptaunlibroAyudagalgos

Campaña válida hasta el 7 de enero del 2019

 

Anuncios

Poppy, mi familia y otros animales. Silenciosos con voz

La protagonista de ‘Silenciosos con voz’ es hoy Poppy, una tímida podenquita sevillana, quien tras un largo recorrido ha conocido finalmente el calor y el afecto de una familia humana y ¡roedora! Nos lo cuenta Olga Barrio.

La historia de Poppy, de su mamá y hermanos es, por desgracia, bastante común. La mamá parió en una cuneta y voluntarios de Rufopato, un refugio de Sevilla, les recogieron a los pocos días. Pasado un tiempo, sólo quedaron en el refugio ella y un macho.

Cumplieron un año allí y un día, ella dejó su Sevilla natal, el campo en el que había vivido hasta entonces y tras un largo y, suponemos, estresante viaje, llegó a Barcelona. La tienda solidaria Pataners le abrió sus puertas, la colmaron de mimos, le pusieron su primer arnés, y le enseñaron a pasear con él. Ella era campestre, nunca había visto una ciudad. ¿Le gustó? Nada de nada.

En la otra punta de la ciudad mi niño y yo buscábamos un perrito para adoptar. Se aproximaba el verano y era buena época, ya que podríamos dedicarle todas las vacaciones. No teníamos preferencias pero yo pensaba en un macho mediano. ¿Cómo terminé con una hembra mini? Diremos que fue el destino. Pero en realidad fue una amiga quien me mandó una foto diciéndome que la veía adecuada para nosotros. Fui a conocerla y me enamoré. No sólo de ella, sino también de Pataners*, un proyecto muy bonito regentado por un hada de nombre Leire. Y nuestra hada nos terminó de unir, porque confió en nosotros y nos ayudó. Y llegó el día en que fuimos a buscarla. Y Poppy volvió a cambiar de hogar, el tercero en un año.

Al principio le daba miedo todo, se instaló debajo de la mesa del comedor y allí se quedó. Salíamos de casa y al volver seguía en el mismo sitio. Era como si hubiéramos adoptado a un peluche. Tengo que confesar que llegué a agobiarme y creo que lo pasé yo peor que ella. Mi hijo, en cambio, estaba contento y optimista. ‘Mejorará mamá, estoy seguro’, me decía. Tulipa se convirtió, sin quererlo, en una cobaya de asistencia. Pronto descubrimos que tenía una gran curiosidad por esa bola de pelo gris que vivía en una jaula y no paraba de moverse. Si queríamos que Poppy saliera de debajo de la mesa, tan solo había que coger a Tulipa en brazos. Hasta que un día descubrió el sofá, y que se estaba a gusto entre nosotros. Y llegó la hora de volver al trabajo, y al cole. No parecía importarle quedarse sola. Y no fue hasta octubre, 3 meses después de su adopción, en que vino a recibirnos al llegar a casa. Fue un instante mágico que desde entonces se repite cada noche. Con permiso de nuestra cobaya, ahora es ya la reina de la casa.

El miedo aún nos acompaña en la calle pero en el pipí can del barrio a veces le sale un arrebato de curiosidad y se acerca a algún peludo. Y ahí seguimos, aprendiendo unos de otros. Porque lo bueno se hace esperar. Y porque lo merece.

Poppy nació en mayo de 2016 y la adoptamos en julio de 2017.

Bibliotecas, tiendas solidarias y…¡Poppy! 
A finales del año pasado Olga nos contactó porque quería adquirir dos libros, uno para ella y otro para donarlo a la Biblioteca de Penitents en Barcelona para la sección de protección animal. Nos hizo muchísima ilusión, sobre todo cuando lo destacaron el 1 de febrero en El Día del galgo.
Poco después, en marzo de este año Leire de Pataners nos escribía para colaborar con la campaña solidaria que hacemos cada año para el Día del Libro (23 de abril) y ayudar a Baasgalgo.
Fue entonces cuando Olga vio la conexión entre nosotros y Pataners y nos volvió a escribir comentándonos que Poppy venía de la ‘casa’ de Leire y nos mandó la historia que acabáis de leer.
¿Coincidencias? Puede que sí, puede que no…en cualquier caso, nos encantan los finales de ‘silenciosos con voz’ y esperamos que aquellos que esperan en Pataners la llegada de su familia tengan la misma suerte de la pequeña Poppy. Damos fe que Leire deja cuerpo y alma en que así sea.

NOTA: ‘Silenciosos con voz’ son historias de galgos, podencos y perros de cualquier raza que han llegado, por fin, a vivir una vida digna. Si nos quieres contar en unas líneas (hasta 300 palabras) lo que fue y es la vida de tu ‘silencioso’, escríbenos y mándamos una foto de tu perro junto a ‘El silencioso amigo del viento’ a: lisienator@gmail.com

Platera y Yo – Silenciosos con Voz

Ayer, 28 de mayo, fue el Día del Perro sin Raza. Aunque nuestra gesta principal son los lebreles, no queremos dejar de solidarizarnos con los ‘sin raza’ quienes tristemente viven en muchas ocasiones la misma situación de maltrato y abandono que los galgos y llenan refugios y protectoras en busca de adopción y una vida digna.
Para rendir homenaje, pues, a todos los chuchos y pataners os dejamos la historia de Platera, una precioso mestiza ‘silenciosa’, contada por su humana Paula.

Platera se cruzó en mi vida hace casi dos veranos. Callejeaba desorientada temerosa justo una tarde en la que el destino quiso que estuviera trabajando en ese lugar y en ese momento.

Ese mismo día se vino a casa, y conoció a sus compañeros Gatuno y Pizca. Desde entonces nuestras vidas han cambiado mucho, y somos seis en la familia. A pesar de sus miedos, de su tozudez y de sus “cambios de humor”, ya no podría vivir sin ella. Mi pequeña galgapodencamestizapreciosa.

17 de mayo 2015 Paula

El Día del Perro sin Raza fue una iniciativa que creó hace cinco años la periodista Melisa Tuya a través de su blog ‘En busca de una segunda oportunidad’, un espacio para promover la adopción fundamentalmente de perros y denunciar el maltrato animal.

Manifiesto del Perro sin Raza:

  1. Soy un perro sin raza. Cuando la gente pregunta a mi amo por la calle de qué raza soy, le gusta responder con orgullo que soy mestizo, un mil-leches o un mil-sangres, sencillamente, un perro… su perro.
  2. Soy un perro sin raza, así­ que soy un perro exclusivo. Todo perro sin raza es siempre original, único. No hay dos iguales.
  3. Soy un perro sin raza. Un perro con dos orejas, dos ojos, una nariz, un rabo, cuatro patas y muchos dientes. Un perro como todos.
  4. Soy un perro sin raza. A mi familia de humanos les da igual si soy el perro más guapo del mundo o el más feo.
  5. Soy un perro sin raza, así que tengo muchas más posibilidades de pisar el veterinario solo para ponerme las vacunas. No es ninguna leyenda urbana que los perros mestizos somos más sanos.
  6. Soy un perro sin raza y mi carácter es fruto de la selección genética natural, el sistema más sabio. Es el que usáis los humanos.
  7. Soy un perro sin raza, como muchos otros perros que han sido adoptados en una protectora, que fueron encontrados o regalados.
  8. Soy un perro sin raza, pero no soy un perro que salga gratis. Todos los perros costamos dinero en comida, vacunas, residencias caninas, peluquerí­as… eso sin contar que nos podemos poner enfermos y necesitar un caro tratamiento.
  9. Soy un perro sin raza, aunque los perros de raza son, en el fondo, perros mestizos fotocopiados.
  10. Soy un perro sin raza, es decir, soy un perro tan bueno como cualquier otro.

NOTA: ‘Silenciosos con voz’ son historias de galgos, podencos y perros de cualquier raza que han llegado, por fin, a vivir una vida digna. Si nos quieres contar en unas líneas (hasta 300 palabras) lo que fue y es la vida de tu ‘silencioso’, escríbenos y mándamos una foto de tu perro junto a ‘El silencioso amigo del viento’ a: lisienator@gmail.com

Mesa redonda ‘Libros despiertan emociones’

Con motivo de las actividades de la Noche de los Libros de la Cátedra de Animales y Sociedad de la Universidad Rey Juan Carlos I, el próximo viernes 20 de abril estaremos junto a la periodista y escritora Melisa Tuya y Mª José Rodríguez, autora del cuento infantil Galgui hablando de cosas que nos gustan mucho a las tres: animales y libros.
Podéis incribiros aquí. ¡Os esperamos!


Lugar: Universidad Rey Juan Carlos I,
Salón de actos Departamental II
Campus de Ciencias de la Salud, en Alcorcón, Madrid

Campaña Navideña – Ayuda a Ría, BaasGalgo

Lanzamos nuevamente una campaña de navidad con el objetivo de ayudar a la Asociación Baas Galgo. Como ya lo hemos hecho en otras ocasiones, parte de los beneficios de la venta del libro irán destinados a la asociación y, aunque son muchos los casos que tienen que atender, esta vez han decidido que la ayuda conseguida vaya destinada a Ría, una podenquita que encontraron unas voluntarias el pasado 23 de noviembre en un Centro de Recogida con las 4 patas rotas.

Ría ya está fuera de peligro y ha sido operada de todas sus extremidades pero le queda un largo camino todavía hacia la recuperación y estará hospitalizada mucho tiempo con el gasto económico y el esfuerzo que ello supone.

A esta ‘silenciosa’ la felicitamos por su valentía y esperamos que se recupere muy, muy pronto y olvide su abandono y el dolor por el que ahora está pasando.  Ría, ¡te queremos sana y corriendo!

Para colaborar solo tenéis que poneros en contacto con nosotros en: lisienator@gmail.com y os indicaremos cómo haceros con el cuento. #AdoptaunlibroAyudaRía!!

Precio de ‘El silencioso amigo del viento’: 18€
Donación a BaasGalgo- Ría: 6€

Campaña válida hasta el 7 de enero del 2018

Campaña de ayuda a Tango (Protectora de Valverde)

La Protectora de Valverde Animal en Valverde del Camino, Huelva, es una de las muchas protectoras del sur de España, cuyo objetivo principal es sacar de la perrera de su localidad el mayor número de animales y evitar así su sacrificio. Además, como es lógico, procuran ayudar a todas aquellas personas que recogen perros abandonados de la calle, dándoles difusión para lograr encontrarles familias. De este modo, se encuentran desbordados con unos 200 perros y gatos de todas las razas y sobreviven, como la mayoría de protectoras, gracias a la buena voluntad de muy pocos voluntarios con un corazón enorme y poquísimos recursos.

Una de sus voluntarias es Belén, la propietaria de la tienda madrileña Espacio Animal, quien ha querido iniciar junto a ‘El silencioso amigo del viento’ una campaña para ayudar a Tango, el caso más grave y costoso de la protectora. Tango tiene una lesión en las cervicales y apenas puede andar y necesita una medicación prohibitiva para Valverde,  ¿Nos ayudáis a ayudar? #Adoptalibro #AyudaaTango

25398135_1988585901466600_6978585634108775430_o

CÓMO ADOPTAR UN LIBRO Y AYUDAR A TANGO Y A VALVERDE ANIMAL
Compra en Espacio Animal – Madrid
Si estáis en Madrid, podéis acercaros a Espacio Animal, (C/Lope de Vega, 3)  y a haceros directamente con un ejemplar del cuento.
En Espacio Animal, a parte de ser tienda solidaria en la que se promueve la adopción, también organizan constantemente cursos, charlas y seminarios sobre acupuntura, kinesiología, flores de bach, zoofarma, etc. Y puedes contar con ellos si necesitas un educador en positivo o etólogo.

Compra Online – Resto de España
Los de fuera de Madrid podéis también participar poniéndoos en contacto con lisienator@gmail.com escribiendo en el asunto: ‘El silencioso amigo del viento – Protectora Valverde’ y os idicaremos cómo haceros con el cuento.

Precio ‘El silencioso amigo del viento’: 18€ (envío gratuito)
Donación a protectora: 6€
Fechas: 1 diciembre- 7 de enero

Os animamos a adoptar un libro y ayudar a galgos, podencos, mestizos, gatos y ¡todos aquellos que estén a la espera del calor su familia definitiva!

¡Cumplimos 3 años!

Un día como hoy, hace tres años, asomaba la trufa por primera vez ‘El silencioso amigo del viento’ desde una imprenta de Madrid. Este libro ilustrado, el cual gestamos con un cariño inmenso, fue posible a través a una campaña de micromecenazgo que logramos con éxito gracias a la colaboración de amigos, familia y amantes de los galgos.

Portada del libro. 1ª edición

Queremos agradecer a todos los que nos habéis dado vuestra confianza durante este tiempo y, sobre todo, a la gente que trabaja a diario para rescatar y dar una vida digna a los galgos españoles.

Desde ‘El silencioso amigo del viento’ seguiremos ayudando a difundir la causa del galgo, realizando campañas solidarias para ayudar a protectoras y a asociaciones y dando voz a los silenciosos que quieran hablar por aquí.