Arán, un amigo de cuento (In memorian) – Silenciosos con voz

Ayer nos llegaba este precioso texto de Anna Torné con la voz de su galguita Hera. Se trata de un bellísimo homenaje a su querido ‘silencioso’, Arán, quien nos dejó ayer hace cuatro años pero que sigue muy presente entre todos los que lo conocieron.
Aquí os dejamos, pues, el relato del alter ego de ‘El silencioso amigo del viento’:

Arán

Arán, feliz en nueva vida.

Mi nombre es Hera, pero no voy a hablaros hoy de mi historia sino de la de mi compañero, mi amigo, mi hermano, mi ejemplo y el mejor de los terapeutas que pude tener para volver a confiar en el ser humano. De todos los silenciosos amigos del viento que habitan en este  hogar, Arán es el más silencioso de todos desde que, tal día como hoy, hace 4 años, nos dejara para siempre sin previo aviso y en silencio sumiéndonos a mí y a nuestra humana en un estado de absoluta desolación.

Vadim* se parece a nuestro Arán que era un espectacular galgo negro con corbata blanca de gran porte, muy alto y flaco. Con tan solo 2 años fue rescatado de urgencia de uno de esos barrios de Huelva donde apenas la policía se atreve a entrar. Tenía un carácter generoso, bondadoso y excepcional, mostrando ya incansables muestras de afecto al personal del Refugio que lo rescató: “Muchos galgos han pasado por aquí, pero muy pocos como éste. Te llevas una joya” le decían a la humana…Y así fue, un magnífico regalo de la vida, su alma gemela, un ser maravilloso del que disfrutó intensamente hasta el último segundo.

ESADV_16Empezaron una nueva vida en un nuevo lugar junto al mar. La humana nunca olvidará la cara de nuestro Arán cuando lo descubrió por primera vez, cuando sus patas notaron el tacto de la arena y su mirada se perdió en el horizonte azul.

Arán y Anna junto al mar

Arán y Anna junto al mar

Allí iban todas las mañanas, mientras que por las noches disfrutaban de largas horas de parque donde Arán hizo un sinfín de amigos, sobre todo humanos a los que, a modo de ritual, tenía que saludar uno a uno antes de ir a jugar con cualquier perro. Aprendió incluso a abrazar a las personas que se encontraban sentadas en los bancos, entrelazando sus largas patas alrededor de  sus cuellos y quedándose inmóvil gozando de todas y cada una de las muchas caricias que  le profesaban.

Yo llegué después que él y en los tres meses que compartimos esta nueva vida, la de verdad, Arán nos dio a todos una gran lección de perdón y de total ausencia de rencor hacia el ser humano.

Hera con su imagen favorita del libro

Hera con su imagen favorita del libro

* Vadim es el galgo en el que está inspirada la historia de ‘El silencioso amigo del viento’.

Hera ayudó al refugio Ciudad Animal a través de la compra del ‘El silencioso amigo del viento’ la pasada campaña navideña #AdoptaunlibroAyudagalgos

NOTA: ‘Silenciosos con voz’ son historias de galgos, podencos y perros de cualquier raza que han llegado, por fin, a vivir una vida digna. Si nos quieres contar en unas líneas (hasta 300 palabras) lo que fue y es la vida de tu ‘silencioso’, escríbenos y mándamos una foto de tu perro junto a ‘El silencioso amigo del viento’ a: lisienator@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s